XaaS, UX / CX y privacidad digital: tendencias de Transformación Digital

Blog

XaaS, UX / CX y privacidad digital para impulsar la innovación empresarial

XaaS UX CX y privacidad digital- Transformación Digital

Si queremos hablar de innovación y Transformación Digital no podemos pasar por alto varios conceptos: Xaas, UX / CX y privacidad digital.

Estas tecnologías, si bien no son nuevas, irrumpieron con bastante fuerza en el año 2020. Apenas un año llevamos escuchando estas tendencias tecnológicas que son clave para la Transformación Digital. Sin olvidarnos, por supuesto, de Edge Computing, IoT o Cloud, Blockchain, entre otras.

¿Qué es XaaS y cómo nos puede ayudar?

Como consultora tecnológica (Amatech Group) estamos acostumbrados a prestar servicios a nuestros clientes baja demanda. Sin embargo, lo ideal y razonable sería ofrecerles servicios a través de canales locales dentro de sus propias empresas. De esto se encarga XaaS (Todo como servicio). Para que la recuerdes fácilmente te contaremos muy breve 3 beneficios de esta tecnología: te permite ahorrar costes; te permite innovar y se aplica a nivel global.

Cuando pensamos en XaaS pensamos en “infraestructura tecnológica” y se nos viene a la cabeza y una habitación con servidores, aparatos y luces por todos lados. Bien podría ser una discoteca. En esta habitación, los distintos servidores avisan a los operadores de TI de sus incidencias que, por el bien de la empresa, deberán ser atendidas cuanto antes.

Sin embargo, esta habitación que solo guarda servidores empieza a ser desplazada cada vez más por una estructura más flexible y ágil a la que se accede desde cualquier momento y lugar. Hablar de un espacio virtual conocido como nube. Las características de la nube nos permite obtener distintos servicios como software (Software as a Service); plataformas (PaaS) y, por último “XaaS” (Todo como servicio).

XaaS está estrechamente relacionado con una serie de servicios relacionados con la nube y su acceso remoto. A diferencia de la habitación de que te hablábamos antes no existe una “habitación” como tal. Hablamos de servicios ofrecidos de manera virtual para que las empresas pueden consumirlos. Normalmente, se paga mediante un modelo de consumo adaptado a las necesidades de la empresa sin tener que recurrir a licencias costosas.

Los XaaS son los más habituales y extendidos entre las empresas pero también puedes encontrar variaciones: HaaS (hardware as a service); SaaS (storage as a service); DBaaS (database as a service); NaaS (network as a service)…

Ventajas de XaaS

Ahorro de costes: Este tipo de servicios en la nube permite a las empresas ahorrar ya que éstas solo compran y pagan lo que necesitan y pagan por dicho uso.

Agilidad empresarial: XaaS permite que las empresas ganen agilidad adaptándose mucho más rápido a los cambios del exterior e incluso a las necesidades que requiere la compañía. XaaS va de la mano de la flexibilidad y adaptación para poder escalar la infraestructura de TI de manera sencilla y automática a demanda del usuario.

Optimización de recursos: el mantenimiento de este servicio es gestionado por la empresa que suministra el servicio. De esta manera, puedes seguir dedicándote a las tareas que requieren tu atención para alcanzar tus objetivos empresariales.

UX / CX: pensando en el usuario

User Experience (UX) y Customer Experience (CX) son diferentes pero es importante que se consideren como un todo porque ambas se centran en cuidar al usuario, aquel que va a comprar nuestros productos o servicios.

Vayamos por partes. Customer Experiencie tiene en cuenta las interacciones de los usuarios con una marca en concreto a lo largo de un periodo de tiempo. A diferencia del UX, CX presenta un enfoque más global y persigue una estrategia de negocio. Las interacciones del usuario con la marca proceden de los distintos canales que utiliza la empresa para dar a conocer sus servicios: anuncios, atención al cliente por correo o teléfono, servicio post venta, comentarios en redes sociales…

Por el contrario, el UX se centra en la satisfacción final del usuario y para esta tarea entre en juego el diseñador UX que debe tener en cuenta cuestiones como la usabilidad de la web, facilidad, eficiencia y las emociones a la hora de navegar y acabar o no comprando un producto. No es más que un aspecto más amplio del concepto de usabilidad teniendo en cuenta otras variables (qué piensa nuestro usuario cuando nos compra).

Privacidad digital

Si hablamos de usuarios no podemos dejar a un lado la privacidad digital, hoy día más vapuleada que nunca a través de Internet y con las distintas crisis que venimos padeciendo. En este sentido, las empresas deben ser cautelosas con la información que manejan si no quieren verse en un aprieto.

La Transformación digital no es solo innovar y adoptar nuevas soluciones al servicio de nuestros usuarios. Es también proteger la privacidad de nuestra empresa y de nuestros clientes para no encontrarnos con problemas que afecten a la ciberseguridad y acabemos vendiendo nuestros datos al mejor postor.

Porque queramos o no, el mayor activo de cualquier empresa es su información y ésta debe ser protegida. Para ello, las políticas actualizadas deben ser el pan de cada día de grandes empresas y pymes así como contar con herramientas que auditen los procesos en materia de protección de datos.