Software ERP para gestión de la empresa | Smart Digt

Blog

¿Cómo debe responder el software ERP a la gestión de la empresa?

Actualmente, el 50% por ciento de las empresas españolas, tienen implantando un software de gestión ERP, seguido del CRM y del software de gestión de recursos humanos.

On premise o cloud, por licencia, SaaS, generalista o vertical…, podemos encontrar un sinfín de opciones de implantación en las que debemos tener claro que el software ERP es una herramienta para toda la empresa, y por ello, debe dar respuesta a sus necesidades en su conjunto.

El software ERP, es, por así decirlo, la casa en la que va a vivir y crecer tu empresa. Es importante valorar lo que podremos necesitar en ella, para que pueda crecer al ritmo que lo hace el negocio.

Y como si de la casa de tus sueños se tratara, vamos a repasar los principales “must have” de todo buen ERP:

  1. Debe contar con una amplia cobertura funcional. El ERP debe dar alcance a las necesidades de gestión de los procesos de la empresa: administración, ventas, compras, almacén, producción, gestión de clientes.
  2. Será confiable y robusto. El software de gestión ha de cumplir con todas las garantías de seguridad y protección de la información con la que opera, y permitir el cumplimiento de los requisitos legales de la normativa.
  3. Permite trabajar con aplicaciones y herramientas analíticas. El ERP ha de contar con una base de datos única, que permite una gestión integral de los procesos y sistemas informáticos a partir de los datos comunes en ellos. Igualmente, junto con un módulo Business Intelligence, el ERP analiza de forma más completa los datos para una mejor toma de decisiones en cuanto a la gestión.
  4. Modulable y escalable. El software ERP está formado por distintas extensiones o módulos que aportan más funcionalidades. Esta modularidad implica por tanto escalabilidad a tu medida. Podemos elegir qué módulos vamos a usar y cuáles no son necesarios facilitando así el ajuste de costes a las necesidades reales.
  5. Máxima flexibilidad. Como hemos apuntado antes, el ERP facilita la automatización de las distintas áreas del negocio: finanzas, cadena de suministro, operaciones, facturación, etc. Así, la flexibilidad implica tener capacidad para ir incrementando funcionalidades a medida que la empresa las necesite de forma escalada.
  6. Integración con otras herramientas. El objetivo prioritario del ERP es facilitar el trabajo coordinado de todos los departamentos de la empresa. Así, por ejemplo, en un ecommerce, el ERP debe contar con integraciones a plataformas de pago
  7. Fácil implementación. El poder realizar tareas de manera sincronizada aporta un plus de eficiencia y agilidad al software. Estos son los principales errores en la implantación de un ERP
  1. Cómodo e intuitivo. Igualmente, el ERP debe ser intuitivo, facilitando el trabajo de los distintos departamentos y acortando su periodo de formación. Este hecho es importante para el retorno de la inversión, pues no solo vamos a reducir los costes de implementación el sistema de gestión, sino que se evitarán problemas a futuro con la entrada de nuevo personal a la empresa.
  2. Coste ajustado. En la elección de un ERP no solo tendremos en cuenta el coste del software, sino también el coste de implantación, incidencias que puedan surgir y mantenimiento.
  3. Optimización de los recursos de sistema. La automatización de tareas facilita la optimización de recursos y procesos del sistema, agilizando el trabajo.

En pleno proceso de transformación digital, desde Amatech Group, como gold partner Microsoft, desarrollamos nuestras soluciones ERP con base Dynamics 365 Business Central. 

Consúltanos y descubre las posibilidades que te ofrecen nuestras Smart Solutions.