Microsoft Argus, tecnología blockchain

Blog

Microsoft Argus, tecnología blockchain que recompensa a los denunciantes de delitos

Blockchain reduce los ciberdelitos

Argus, la nueva tecnología antipiratería de Microsoft basada en blockchain se encarga de recompensar a aquellos que denuncien delitos cibernéticos de manera anónima a través de criptomonedas. Esta plataforma diseñada por científicos de Microsoft, Alibaba Group y la Universidad Carnegie Mellon busca luchar contra la piratería y los ciberataques cada vez más extendidos no solo en los usuarios habituales sino en las grandes empresas también.

Esta tecnología aún en fase de pruebas se apoya el sistema blockchain de Ethereum, una de las criptomonedas más populares, para ofrecer recompensas a quienes denuncien estos ciberdelitos garantizando el anonimato de la persona. 

En el momento que se tramita la denuncia, Microsoft o la empresa propietaria de la IP se encargan de rastrear el contenido fraudulento con el fin de comprobar la veracidad de dicha denuncia. En caso de encontrarnos ante un ciberdelito, el denunciante obtendrá una recompensa a través de Ethereum. No solo hablamos de recompensas en criptomonedas, también tenemos dinero en efectivo, códigos de descarga, etc. 

Las particularidades de la red Ethereum hacen que la gente se anime a denunciar con total privacidad y seguridad: “Creemos que la transparencia total de una campaña es necesaria para incentivar verdaderamente a las personas. Significa que todos los roles, por ejemplo, el propietario del contenido, el licenciatario del contenido o todas las personas de la población abierta, pueden comprender el mecanismo y estar seguros de su ejecución sin confiar en un solo rol”, explican desde Microsoft. 

Esta nueva plataforma busca ganarse la confianza de los usuarios al tramitar las denuncias y recompensarlos al mismo tiempo. Hasta ahora, la mayoría de las campañas ejercidas contra la piratería han hecho referencia a la “falta de recompensa” del denunciante. De ahí, que éste no se animara a denunciar. 

Esta red distribuida y descentralizada permitirá beneficiar a todas las partes. Al ser una cadena de bloques, los usuarios podrán conservar su anonimato y los receptores de estas denuncias podrán comprobar que dichos denunciantes son reales. “La lucha contra la piratería es fundamental y depende de la recopilación de datos por parte de usuarios anónimos”. “Cómo incentivar que los reportes que se hagan sean creíbles es una pregunta esencial”. “Socios tanto de la industria como compañías ejecutan campañas de incentivos, pero su eficacia es ampliamente cuestionada por su falta de transparencia”, reflejan los analista en su artículo.

Argus trabaja de manera segura apoyándose en 4 pilares fundamentales: transparencia total, incentivo, ocultación de información y optimización. 

Blockchain y criptomonedas

La tecnología blockchain es la responsable de que podamos emitir y recibir pagos en monedas virtuales, conocidas como criptomonedas. Gracias a Satoshi Nakamoto (precursor del blockchain) podemos hablar de “dinero digital”. El objetivo de este tipo de moneda era reducir el doble gasto. Por ejemplo, vendemos un libro digital y lo enviamos por correo electrónico. Ese activo seguirá permaneciendo en tu ordenador y estará también en el del receptor e incluso en un tercero que lo haya hackeado, lo cual es bastante probable. El dinero digital también presenta este problema: una misma moneda digital puede gastarse 2 y 3 veces y más dentro de un sistema descentralizado. En este sentido, Satoshi vino a revolucionar y solucionar este problema ofreciendo seguridad y transparencia reduciendo el doble gasto ya que con el sistema blockchain, el libro que enviamos se eliminaría de nuestro ordenador así como el resto de movimientos siguientes.

Criptomoneda

Descentralización y código abierto, claves del blockchain

El sistema blockchain se apoya en un tipo de desarrollo de software libre que permite la colaboración abierta. De esta manera, todo el mundo puede disponer de él. Junto a esta característica tenemos la descentralización. Como su nombre indica, su funcionamiento no depende de un punto central. Es así como se consigue la conexión entre todos, independencia y se genera, al mismo tiempo, conocimiento.