Industria 4.0 y economía circular: claves para la sostenibilidad

Blog

Industria 4.0 y economía circular: la verdadera revolución sostenible

Industria 4.0 y economia circular

El modelo de la Industria 4.0 centrado en las personas y en cómo éstas se relacionan con el medio ambiente es piedra angular para conseguir una economía circular y sostenible. Este enfoque, que busca aprovechar los residuos, está cada vez más extendido y demandado en la sociedad actual.

La economía lineal, ya aparcada, en la que se desechaban recursos y no se aprovechaban como nuevas materias primas hacía que incrementara el consumo de recursos naturales poniendo en grave peligro tanto al medio ambiente como a la sociedad en su conjunto.

¿Qué es la economía circular?

La economía circular se define por la sostenibilidad a largo plazo en el tiempo. Este tipo de enfoque o paradigma permite optimizar recursos, reducir el consumo de materias primas y aprovechar al máximo los residuos. Asimismo, el reciclaje, la reutilización y la refabricación son clave para poner en marcha este tipo de economía y responder con mayor eficiencia a la escasez de recursos actuales. Es cierto que los distintos movimientos culturales ayudan también a propiciar este tipo de economía donde se tiende a reciclar más.

Economia circular, reciclar

Asimismo, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), bajo su mandato de Desarrollo Industrial Inclusivo y Sostenible y con el objetivo de cumplir el Objetivo de Desarrollo Sostenible 9 “construir infraestructura resistente, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación” ayuda al impulso de la economía circular.

A diferencia de la economía lineal, la circular es más barata. Y ya no solo a nivel individual sino, sobre todo, a nivel empresarial. Eso de tirar algo a la basura a la primera de cambio ya no se lleva.

Características de la economía circular

La economía circular es ecológica y sostenible en todo su ser. El modelo lineal al que veníamos asistiendo durante mucho tiempo nos hacía tirar móviles o zapatos a la basura sin darle una segunda vez provocando gastar el doble de recursos, tanto humanos como económicos: “Los europeos generan 335 mil millones de toneladas de residuos de plástico, pero menos del 10 % se recicla”, Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial.

Mientras que la lineal desarrollaba un sistema desigualdad, la economía circular es socialmente sostenible facilitando el acceso de recursos a más personas.

Además, otra de las ventajas de la economía circular es que desaparecen los intermediarios. Nos encontramos en una cadena de producción con trámites más transparentes y precios más bajos. El productor y el consumidor ganan con este enfoque mucho más.

La Industria 4.0 impulsa la economía circular

La Industria 4.0 está orientada a alargar la vida de los productos y a generar mayores oportunidades de crecimiento permitiendo que sea posible una economía circular. Hablamos de una industria cada vez más inteligente y descentralizada caracterizada por el Internet de la Cosas, analítica de datos, automatización de procesos e impresiones en 3D. Esto permite aumentar el rendimiento, reducir los errores humanos y aprovechar mejor los desechos dando lugar a soluciones y aplicaciones innovadoras.

La cuarta revolución industrial o Industria 4.0 vino para resolver los problemas de la industria de manera más inteligente y dinámica ahorrando costes y aumentando la productividad. Para ello, la adopción de nuevas tecnologías, redes de telecomunicaciones y dispositivos electrónicos se hacía más que necesaria.

Por supuesto, con la adquisición de nuevas tecnologías se consigue, al mismo tiempo, un aumento de la productividad que conlleva, a su vez, un incremento de la riqueza repartida de manera más equitativa en la sociedad. Sin embargo, todo incremento tiene una limitación, y, los recursos son limitados y muchos de ellos están a punto de extinguirse. Por ello, para que esta 4ª Revolución Industrial no suponga una sobrexplotación de los recursos naturales de nuestro planeta, se propone la economía circular como solución. “La economía circular, a partir de las raíces ya comentadas, se desarrolla entre 1970 y 1990, a partir del concepto de Walter R. Stahel (1946-) “de la cuna a la cuna” (cradle to cradle) por oposición a “de la cuna a la tumba” (cradle to grave) que define la vida de los recursos naturales en la economía lineal”.

En este sentido, este tipo de economía caracterizada por ser sostenible no deja de ser un modelo aplicado por muchas empresas, entre ellas, nuestra compañía (Amatech Group) que persiguen alcanzar los objetivos propuestos por la Comisión Europea a través del programa Horizonte 2020.

Mediante este programa, la CE busca alargar la vida de los recursos fomentando el reciclaje o la refabricación, entre otros y desechar el uso de componentes tóxicos que impiden una segunda vida de los recursos.

La economía circular entra cada vez con más fuerza en distintos sectores buscando beneficios sociales, económicos y ambientales. La industria minera, forestal o la construcción, entre otras, ya aplican este modelo como columna vertebral de sus negocios generando más oportunidades y optimizando el uso de los recursos naturales.