Gestión de proyecto: "Cuando desgranas el proyecto puedes identificar más fácilmente los riesgos" | Smart Digt

Blog

Gestión de proyecto: “Cuando desgranas el proyecto puedes identificar más fácilmente los riesgos”

Alejandro Cañestro - Gestion de proyectos

Dentro de un proyecto de cualquier índole, la figura del Project Management Professional (PMP), en español Gestor de Proyectos, es la que pone un punto de calidad a la ejecución del mismo.

Es el caso de Alejandro Cañestro, PMP de Amatech Group, encargado de las distintas etapas de gestión de algunos de los proyectos tecnológicos del grupo.

“Desde la etapa inicial, con la toma de requisitos y análisis de previsiones, hasta el cierre, los gestores de proyectos somos la cara visible de la evolución, así como el enlace con el cliente, algo esencial”, explica Alejandro Cañestro.

Y es que no solo se trata de definir los pasos por los que debe pasar una idea hasta que se convierte en producto, sino que acompaña en todo este viaje al cliente, incluso en la parte más técnica. A continuación, entrevistamos a uno de nuestros PMP, actualmente al frente de tres importantes proyectos dentro de Amatech Group.

Pregunta: ¿Qué hace exactamente un PMP?

Respuesta: Realmente, la figura del PMP o gestor de proyecto se encarga del ciclo de vida completo de un proyecto: desde la etapa inicial, la ejecución y el cierre.

Sin embargo, el verdadero valor de este perfil profesional reside en el control, en la capacidad de que cuando haya desviaciones, ya sean de costes, de personal, de aumento o restricción de alcance, etc, sea capaz de replanificar el proyecto. Para ello, hay que trabajar concienzudamente en un plan de riesgos, que evite que el proyecto se paralice ante situaciones imprevistas.

Con cada proyecto vamos creando nuestro know-how, haciendo que Amatech Group sea más competitiva en sus diferentes áreas de negocio. Es algo que no todas las compañías hacen, aunque para nosotros es vital; elaboramos una documentación final con lo que hemos aprendido en cada etapa del proyecto: qué hemos hecho bien, qué hemos hecho mal, en qué mejoraríamos. Todo para poder tener referencias y lecciones aprendidas ante un proyecto de similares características.

Sharepoint para gestion documental

(P) ¿Cómo ha influido tu experiencia como arquitecto de software ahora que gestionas proyectos?  A nivel cliente, ¿cómo valoras como PMP y tus clientes por su parte, contar en esa parte más ardua y técnica con alguien que les explique bien y sepa dar respuestas?

(R) Creo que es muy positivo que los PMP tengan conocimientos previos sobre todas las fases, incluyendo la más técnica. Es en esta etapa de ejecución, en la que yo normalmente me siento más cómodo, por mi experiencia. Me gusta mucho sentarme con el equipo de arquitectura para mostrar mi apoyo a esa parte del trabajo. También suelo ser el punto de unión con el cliente o con cualquier sponsor que tenga el proyecto, en este sentido técnico.

Antes, se tendía menos a la especialización. Sin embargo, ahora mismo, se valora que los gestores de proyecto tengan perfiles relacionados con el tipo de producto con el que trabajan, desde tecnología, hasta un despacho de abogados, por ejemplo.

Esta especialización hace que los PMP tengan una relación con el cliente más cercana, desde mi punto de vista, se evita lo que se conoce como el “teléfono averiado”: el técnico te comunica algo, tú no lo entiendes muy bien y se lo trasladas al cliente, lo que produce mensajes confusos, problemas de entendimiento y posibles malestares en la relación.

Los jefes de proyecto especializados están teniendo cada vez más éxito, sobre todo porque cuando desgranas el proyecto puedes identificar más fácilmente los riesgos, lo que se traduce en más agilidad y beneficios en esa parte.

Hay que trabajar concienzudamente en un plan de riesgos, que evite que el proyecto se paralice ante situaciones imprevistas

(P) Actualmente gestionas varios proyectos en diferentes puntos de la península, ¿cómo es la organización en estos casos? ¿Es más difícil desde la distancia?

(R) Sí, es cierto que se hace un poco más complicado, sobre todo ahora, que llevamos proyectos en Sevilla, Bilbao, Madrid y Portugal.

Aunque es algo que hemos notado, y sobre todo ahora más con el teletrabajo, los equipos adquieren más responsabilidad, se especializan más. Incluso la productividad termina subiendo, ya que se elimina el desperdicio de horas que hay en transporte, por ejemplo, lo que provoca que el especialista esté formándose más o le dedique más horas a la tarea que está realizando.

No es lo mismo estar en la oficina con una tarea que no logras acabar y que justo cinco minutos antes de tener que irte de la oficina se te ocurra una solución, a estar en tu casa y que puedas dedicar diez minutos más a esa tarea y darle salida sin demorarla.

Con el trabajo en remoto comprobamos cómo ha aumentado la concentración (no te preocupa tener que irte rápido porque tienes una hora de coche a tu casa), ya que puedes flexibilizar tu jornada. A nivel del gestor del proyecto se complica más porque tienes que pasarte el día hablando por teléfono o videoconferencia, pero, aun así, el teletrabajo ha contribuido a dar un paso al frente al aumento de la productividad.

ERP Gestión de Administración Pública

(P) ¿En qué proyectos se encuentra tu equipo actualmente trabajando?

(R) Ahora mismo estamos inmersos en tres proyectos diferentes, tanto a nivel técnico como de utilidad. El primero es iCOM, un software para la gestión de las operaciones aéreas que utilizan los pilotos y los despachadores de vuelo para organizar las rutas de viaje. Nosotros nos encargamos de dar servicio de IT a la compañía propietaria de la solución, es decir, actuamos como departamento externo.

Con iCOM los pilotos cuentan con una herramienta en la que puedan tener todo lo necesario para el vuelo  a través de una Tablet

Este producto aúna en una misma aplicación datos de todo tipo, desde meteorológicos e incidencias de vuelo, hasta manuales. Estos últimos están siendo digitalizados, ya que un manual de este tipo puede llegar a pesar más de 50 kilos, lo que aligera el peso del avión. Al final, la idea es que los pilotos cuenten con una herramienta en la que puedan tener todo lo necesario para el vuelo en un dispositivo móvil o Tablet.

Actualmente, hay una compañía aérea española que está operando con él y el programa está siendo usado por más de 100 pilotos y una flota de 25 aviones. Hay unos 20 vuelos diarios que se realizan con esta aplicación. La idea es que pueda ser utilizado en diferentes compañías de vuelo de todo el mundo.

Por otro lado, estamos inmersos en una plataforma del grupo: ToShare. Es una plataforma social que estamos desarrollando en la compañía y que ofrecerá, no solo un canal de comunicación, sino que además servirá para organizar diferentes actividades, sean presenciales u online, como, por ejemplo, un viaje, una clase de yoga online, una sesión de lectura, una cena o una quedada. La plataforma será el medio que podrán utilizar sus usuarios para convertir sus ideas en negocio, convirtiéndose así en una plataforma socio-económica.

Actualmente estamos finalizando la etapa de ejecución, desarrollando las diferentes aplicaciones que componen la plataforma, todo esto lo realizamos de forma conjunta con un equipo multidisciplinar en Portugal y España, que aporta diferentes visiones culturales al proyecto.

Por último, estamos trabajando con una plataforma de contenidos audiovisuales para mayores, un proyecto con el que estamos casi empezando. Nuestro equipo está actualmente trabajando en la fase de documentación para empezar con la fase de desarrollo en breve.

(P) Además de funcionar como equipo de trabajo práctico, ¿contáis con aulas de formación para futuros profesionales?

(R) Sí, siempre hacemos muchas colaboraciones con centros de formación profesional o con universidades y ofrecemos becas curriculares.

Incorporamos a diferentes becarios en nuestro día a día con los proyectos con un formato teórico-práctico. La idea es que pasen en torno a una o dos semanas con cada especialista tecnológico y que, durante ese tiempo, en contacto con los arquitectos, líderes técnicos y/o analistas programadores de cada especialización, puedan conocer cómo es la aplicación real de esa tecnología en un proyecto o producto de los que nosotros tenemos.

En lo que duran las prácticas, da tiempo a que pasen por unas seis o siete áreas y, al final, elaboran un proyecto en colaboración con el equipo y la tecnología que ellos han decidido que es la que más les gusta.

(P) Además de formarlos, ¿existe la posibilidad de que después puedan trabajar en la empresa?

(R) Sí, de hecho, tenemos casos de alumnos que, una vez terminada su formación, se han quedado en la compañía, se han especializado y ahora ejercen como profesionales en nuestro equipo.

La idea principal es poder tener conocer de primera mano sus perfiles profesionales y, ante una necesidad, poder contar con ellos.  Para nosotros es un valor enorme el saber de antemano cómo trabaja esa persona, la motivación que tiene y la forma de afrontar las tareas. Son tres meses en los que ha estado prácticamente trabajando y afrontando problemas, algo esencial para los equipos técnicos, ya que siempre se necesitan desarrolladores que sean capaces de dar soluciones.

En Amatech Group creemos en la importancia de vivir de cerca un proyecto y estar con personas que te guían y te ayudan a conocer de cerca la tecnología y la realidad de los productos que se desarrollan.

El perfil del Gestor de Proyecto o Project Management Professional, es uno de los más importantes dentro de consultoras tecnológicas como la nuestra. Alejandro Cañestro, además de estar al frente de los proyectos, es el encargado de la relación de confianza con el cliente, apoyando sus necesidades y creando futuros vínculos profesionales.

Si quieres saber más sobre Amatech Group y sus soluciones de negocio, como RPA/Microsoft, no dude en contactar con nosotros.