ERP y Lean Manufacturing: la combinación perfecta para la fabricación

Blog

ERP y Lean Manufacturing: la combinación perfecta para la fabricación

Metodologia Lean Manufacturing y ERP

La industria manufacturera ha perseguido durante mucho tiempo perfeccionar las iniciativas Lean de la mano del ERP (software de planificación de recursos empresariales).  

Este tipo de “fabricación ligera” o “manufactura esbelta” (traducción al español de Lean  Manufacturing) tiene como propósito eliminar aquello que no sirve centrándose en el producto final y en la experiencia de cliente. No cabe duda de que la fabricación ligera revoluciona la forma en que las industrias producen bienes. 

Aplicar la metodología Lean Manufacturing a nuestra empresa permite que nuestros procesos y procedimientos se alineen con las operaciones de ERP. Así, reducimos costos y conseguimos aumentar la rentabilidad.  

¿Para qué sirve Lean Manufacturing?

Lean Manufacturing, modelo de producción utilizado por las empresas de manufactura para mejorar los procesos de fabricación creado por Taiichi Ohno, se encarga de simplificar los procesos de producción eliminando aquellas operaciones que no aportan valor al producto. 

“Simplificar para aportar valor”. Ésta es la máxima de este modelo de producción que hace que las iniciativas Lean se fortalezcan de la mano del ERP. En este sentido, este modelo se encarga de determinar cómo deben funcionar los procesos mientras que el ERP vela para que estos procesos funcionen con coherencia. 

Al aportar valor se reducen desperdicios: sobreproducciones, tiempos de espera, exceso de procesado o inventario y un largo etcétera de defectos. 

Lean Manufacturing en la industria

Para conseguir esto, lo primero que hay que hacer es implementar un excelente software de gestión empresarial (ERP) ya que este funciona como núcleo principal de la empresa, se encarga de administrar los flujos de trabajo de la planta y ofrece información en tiempo real para poder tomar decisiones.  

Tanto si vamos a incorporar un sistema ERP desde cero como si buscamos agilizar los procesos para reducir nuestro proceso de fabricación, las iniciativas Lean nos ayudan a transformar nuestra empresa. 

Principales herramientas de Lean Manufacturing que impactan en la producción
  • Método 5s. Podríamos decir que es una de las más importantes. Con el método 5s optimizamos las condiciones de cada puesto de trabajo teniendo en cuenta 3 factores: limpieza, orden y organización. Básicamente, este método se encarga de “limpiar” todo aquello que le estorba al trabajador o trabajadora en su puesto de trabajo. Así evita pérdida de tiempo para buscar las herramientas que verdaderamente le son útiles en su rutina diaria. 
  • SMED (Single Minute Exchange of Die). Con esta técnica acortamos los tiempos que tarda el equipo de trabajo en cambiar o reemplazar herramientas, piezas de ensamblaje o realizar reparaciones antes de la producción. SMED sirve para fabricar lotes pequeños que son capaces de adaptarse a cualquier imprevisto en el proceso de producción. 
  • Kanban. Esta técnica se encarga de buscar el equilibro entre proveedor y clientes dentro del proceso de producción a través de la señalización. Kanban busca nivelar los procesos de producción en el momento preciso. 
  • Seis Sigma Kaizen. Se centra en desarrollar la mejora continua de los procesos reduciendo y eliminando defectos o fallos. 
  • Poka-Yoke. Mediante esta técnica detectamos errores para poder prevenirlos en el proceso productivo. 
  • Jidokas. Esta técnica nos previene de la aparición de problemas mediante mecanismos sonoros o visuales. Por ejemplo: sonido que emita la impresora cuando se ha atascado o cuando se queda sin papel o tinta. 
¿Cómo se complementan ERP y Lean?

Tanto Lean como ERP se alimentan mutuamente al optimizar procesos y reducir el desperdicio.  

Si de nuevo acudimos al Taiichi Ohno, el padre de la fabricación ajustada, debemos considerar como enfoque valioso el de “atracción”. Sin embargo, adoptar este modelo en un proceso de manufactura, nos obliga a tener en cuenta algunos factores: modelo de negocio actual, plazo de entrega al cliente, capacidad de respuesta y previsibilidad de la cadena de suministro. 

Así, para poder combinar tanto la metodología Lean como el software de gestión empresarial debemos, antes de comenzar a implementar el ERP, eliminar aquellas actividades que no aportan valor y rediseñar los flujos de trabajo. Así, todos los procesos de la organización quedarán alineados a las necesidades del cliente y no al revés. Esto es precisamente el cambio de paradigma que busca Lean, es decir, adaptar la empresa a lo que el mercado le puede ofrecer. 

Si todos estos aspectos se cumplen, la empresa puede sacar el máximo potencial y beneficio del ERP siendo capaz, a su vez, de satisfacer las necesidades del cliente final a través de la automatización, manejo eficiente de la información y toma ágil de decisiones. 

Trasladando las iniciativas de lean manufacturing a la industria y de la mano del ERP, los datos de producción se miden mejor; trazamos mejor la producción; podemos hacer aprovisionamiento de materialesexpedir los materiales de manera más rápida y medir el rendimiento de nuestros recursos. Asimismo, podemos descubrir nuevas oportunidades en otras áreas de la empresa aún sin explotar.